Trasplante Capilar FUE
Trasplante Capilar - Injerto Capilar
Madrid trasplante capilar

  Inicio    Técnica FUE      Precios    FAQs     Blog

Sobre Nosotros      Ubicación       Fotos      Mini-Sesiones      Descargas        Contacto

Injerto Capilar FUE

Injerto Capilar FUE - Injertos capilares de última generación

Lejos quedan los tiempos en que la cirugía de injerto capilar daba sus primeros pasos. Los grandes avances en este campo, en particular la técnica FUE (extracción de unidades foliculares) sonríen a los pacientes que desean mejorar su imagen, afectada por la pérdida capilar.

Injerto Capilar Fue

Ya no es necesario someterse a aquellos procedimientos de trasplante que utilizaban largas tiras de cuero cabelludo o injertos circulares de grandes mechones de cabello, ofreciendo resultados poco naturales y eficaces, una recuperación lenta y, con frecuencia, creando el problema de las cicatrices visibles.

Las técnicas de microcirugía aplicadas al reemplazo capilar han demostrado su utilidad para conseguir los objetivos del paciente (y de su médico): lograr una imagen más juvenil gracias a un cuero cabelludo poblado y de apariencia natural, evitar antiestéticas marcas y cicatrices, y obtener un resultado duradero.

La formación especializada, la habilidad y experiencia del cirujano capilar y las herramientas quirúrgicas actuales,

que permiten realizar incisiones mínimas con gran precisión, son elementos esenciales para el éxito de un injerto capilar FUE.

Este método consiste en extraer folículos pilosos individuales de zonas del cuero cabelludo no afectadas por la calvicie (áreas donantes) para implantarlos en las zonas despobladas que requieren una mayor densidad capilar (áreas receptoras).

Por este motivo, se habla de cirugía de reemplazo capilar y de autoinjertos, ya que se emplea el cabello del propio paciente, optimizando así el crecimiento del pelo trasplantado.

En la técnica FUE se realizan perforaciones de la piel tan minúsculas, que el proceso de cicatrización es muy rápido y las marcas indetectables. La intervención es habitualmente ambulatoria, se realiza bajo anestesia local (es indolora) y la recuperación postquirúrgica no suele llevar más de 72 horas. Es posible hacer vida normal muy pronto y pasadas una o dos semanas no queda rastro alguno de la cirugía.

No es de extrañar, por tanto, que este método goce de una creciente popularidad entre los profesionales de la salud y entre quienes sufren pérdida capilar.

aaaaaaaaaaaaiii